Acceso usuarios

¿Por qué tiembla mi mascota?

A menudo, muchos propietarios de perros nos preguntan por qué su mascota tiembla. Esta reacción puede darse tanto en razas de perro pequeñas como grandes y, los motivos pueden ser muy variados. Principalmente, el temblor en la mascota puede deberse a causas físicas o psicológicas y puede no tener importancia o tratarse de una enfermedad más o menos grave. Como siempre, nosotros recomendamos que estés pendiente de tu animal y así, a través de tu seguimiento, después contaremos con una información muy valiosa que nos ayudará a diagnosticar.

Analizando los dos grandes grupos de causas que pueden ocasionar el temblor de tu mascota (perro o gato), encontraríamos:

Las causas físicas (enfermedades).

Las causas psicológicas (miedo, ansiedad o excitación).

¡Vamos a profundizar un poco más!

Por ejemplo, si nos centramos en los temblores provocados por el estado de salud de tu perro. En este caso, podríamos encontrarnos ante una bajada de azúcar, o hipoglucemia (muy habitual en razas pequeñas con poca masa corporal). Si observas que tu "perrito" no come, podría ser que tiemble porque sus niveles de glucosa en sangre estén demasiado bajos.  Si este es tu caso, no pierdas tiempo i ven a la clínica. Un animal que ha perdido el apetito y con temblores,  puede ser sinónimo de enfermedad (grave).

Pero tampoco debemos alarmarnos, a la primera de cambio. Otro motivo de temblores podría ser que tu perro está tomando algún tipo de medicamento que le provoca este efecto secundario. De ser así, te recomendamos que te pongas en contacto con nosotros, antes de interrumpir el tratamiento.

Las causas físicas del temblor en un animal pueden ser diversas y será necesaria una revisión veterinaria para determinar el origen exacto. Pero para ir cerrando el apartado de causas físicas no debemos olvidar la posibilidad de que tu perro sufra artritis canina (caracterizada por temblores localizados, a menudo en las patas provocados por el dolor) o el síndrome de Shaker, (síndrome del perro blanco). Este síndrome es bastante común en perros de razas pequeñas y afecta al sistema neurológico, provocando debilidad en las patas, temblores e incluso convulsiones.

Ahora, vamos a analizar las posibles causas psicológicas del temblor en nuestras mascotas (perros y gatos).

En los perros, la excitación (por ejemplo, cuando tiene alegría de verte o cuando lo felicitas por que ha hecho algo bien) es uno de los principales motivos que le pueden provocar temblores.

Otros motivos psicológicos, no tan positivos, que le pueden originar el temblor son el miedo, el estrés o la ansiedad. Un momento muy habitual de miedo y estrés se da en la Noche de San Juan con el ruido de los petardos. En este caso, es muy importante intentar descubrir que le provoca este sufrimiento, para tratar de minimizar su sufrimiento.

Algo tan simple como el frío puede provocar que tu mascota tiemble. Si tu perro es de pelo corto o pequeño tiene muchos números de que cuando lleguen las bajas temperaturas se pasen la mayor parte del tiempo temblando. Nosotros siempre podemos minimizar esta reacción intentando que estén en lugares calentitos, especialmente por la noche y la madrugada.

Por último, comentarte que si tienes un Chihuahuas o un Yorkshire Terrier, lo más probable es que tiemblen casi por cualquier motivo y no debes preocuparte. De todos modos, si observas algún comportamiento extraño no dudes en consultarnos para descartar cualquier posible enfermedad.

Ven a las clínicas veterinarias Nexo, primera revisión Gratis
verano mareo viajes coche mascota
Descarga tu aplicación Nexo
Planes de salud veterinarios Nexo
Localiza tu clínica veterinaria Nexo más cercana.
Facebook Twitter Youtube