Acceso usuarios

La importancia del microchip

El microchip y la placa de identificación son elementos imprescindibles para proteger a nuestra mascota, sea cachorro o adulto.

 

Es obligatorio en todas las comunidades autónomas.

 

La colocación del microchip no provoca dolor, es del tamaño de un grano de arroz y se sitúa en el lado izquierdo del cuello, bajo la piel.

 

Se puede poner a partir del mes y medio o 2 meses de edad y es aconsejable que el cachorro lo lleve antes de los 3 meses desde su nacimiento.

 

 

¿Para qué sirve el microchip?

 

- Para demostrar ante la ley quién es el propietario del animal.

- Para que, si se pierde la mascota, tanto veterinarios como autoridades puedan acceder a sus datos y encuentren fácilmente al propietario.

Ven a las clínicas veterinarias Nexo, primera revisión Gratis
verano mareo viajes coche mascota
Descarga tu aplicación Nexo
Planes de salud veterinarios Nexo
Localiza tu clínica veterinaria Nexo más cercana.
Facebook Twitter Youtube